Ter Stegen y el embudo del FC Barcelona

Ter Stegen y el embudo del FC Barcelona

La deformación del ‘ADN Barça’ crea más problemas que soluciones en el terreno de juego. Ter Stegen y el embudo del FC Barcelona en la salida del balón reflejan un grave problema para el equipo azulgrana. En la presente temporada, el portero alemán tiene una relevancia con el balón que no le corresponde. Un equipo bien trabajado y bien orientado tácticamente no necesita el abuso de la posesión del guardameta, sea cual sea la actitud del rival.

Ter Stegen y el embudo del FC Barcelona

Las notables condiciones técnicas de Marc-André con el balón en los pies deberían ser un recurso, pero han dado lugar a un abuso perjudicial para el Barça. La escena se repite a menudo. Ter Stegen retiene el balón, lo para con los pies, duda a quién pasarlo y ralentiza el juego, haciendo que la circulación sea muy lenta y previsible para el contrario.

La presión adelantada del equipo rival es más ordenada y efectiva cuando el portero del FC Barcelona ralentiza el juego de este modo. Entonces llega la intranquilidad a los futbolistas del Barça con frecuentes pérdidas de balón en zonas de riesgo.

Ser fiel al estilo del FC Barcelona no exige que Ter Stegen abuse de la posesión de este modo, más bien al contrario. Ni Johan Cruyff con Andoni Zubizarreta, ni Pep Guardiola con Víctor Valdés, necesitaron esto para que sus equipos jugaran bastante mejor que el Barça actual.

Si Quique Setién confía ciegamente en la calidad de Ter Stegen con los pies, debe invitarle a jugar al primer toque para empezar a construir una posesión eficaz y una circulación de balón rápida que supere la presión del rival. En esto consiste el verdadero ‘ADN Barça’. El actual abuso de la posesión sin sentido es una deformación del estilo que el club y el entrenador necesitan erradicar lo antes posible con una dosis de autocrítica que hasta ahora no existe.