Las dos estrellas que debe vender el Real Madrid

Las dos estrellas que debe vender el Real Madrid

El club blanco arrastra el mismo problema desde hace dos años

Las dos estrellas que debe vender el Real Madrid son Gareth Bale y James Rodríguez. El club no ha sabido gestionar el presente y futuro de estos jugadores que se han devaluado con una aportación deportiva casi nula en las últimas temporadas. Por distintos motivos, Bale y James Rodríguez no tienen futuro en el equipo de Zinedine Zidane a pesar de encontrarse entre los futbolistas técnicamente mejores de la plantilla.

La ambición deportiva de Gareth Bale ha desaparecido con el paso del tiempo. Poco queda de aquel jugador que reclamó más minutos para seguir en el Real Madrid tras brillar en la final de la Champions contra el Liverpool. Ahora, Bale y su representante, Jonathan Barnett, se conforman con el estilo de vida de la capital de España mientras el club paga al jugador el elevadísimo salario que firmó hasta junio de 2022. A punto de cumplir 31 años, Bale es un jugador devaluado, secundario en el Real Madrid y con una actitud contraria a la ilusión que deben tener todos los miembros de la plantilla.

Las dos estrellas que debe vender el Real Madrid
Florentino Pérez.

Aquí encontrarás todo lo relacionado con el fútbol internacional.

Las dos estrellas que debe vender el Real Madrid

Las circunstancias de James Rodríguez son diferentes a las de Gareth Bale. El mediapunta colombiano fue cedido al Bayern Múnich entre los veranos de 2017 y 2019. Allí no explotó y volvió al Real Madrid esta temporada con la condena deportiva de reencontrarse con el entrenador del que huyó en su anterior etapa: Zinedine Zidane.

James Rodríguez admitió recientemente que esperaba fichar por otro equipo durante la pretemporada (Atlético de Madrid). Finalmente, se quedó en el equipo blanco para vivir otra temporada en la sombra. A punto de cumplir 29 años, James Rodríguez debe salir del Real Madrid a toda costa. Su continuidad no tendría sentido.

El club blanco también debe aceptar la situación del colombiano. Como sucede en el caso de Gareth Bale, al Madrid sólo le queda frenar el impacto económico que supone la permanencia de James Rodríguez. Y en la medida de lo posible, obtener una modesta compensación por su venta.

Puedes seguirme en Google News.