La sorpresa del Celta de Vigo fue Emre Mor

La sorpresa del Celta de Vigo. Un regreso ilusionante

Emre Mor intenta recuperar el tiempo perdido

La sorpresa del Celta de Vigo en Eibar fue Emre Mor. El extremo turco-danés no culminó su actuación con un gol que hubiera evitado el empate a cero final, pero fue el mejor en el césped de Ipurúa. Estuvo dinámico, participativo, con afán de adquirir el protagonismo que le corresponde por su talento. Tres años después de fichar por el Celta, arrancó la temporada 2020-21 justificando su presencia en el once inicial.

Emre Mor fue el líder del ataque del Celta de Vigo. Desequilibró por su verticalidad y su conocida habilidad en el uno contra uno. El partido en Eibar fue anodino, pero el extremo del equipo celeste aportó cosas diferentes al resto. Se plantó en el área rival con peligro y causó numerosos problemas a la línea defensiva local, que se mostró vulnerable en las posiciones laterales.

La sorpresa del Celta de Vigo fue Emre Mor
Emre Mor – RC Celta de Vigo.

La sorpresa del Celta de Vigo fue Emre Mor

Emre Mor tuvo oportunidades de rubricar su actuación con el premio del gol o la asistencia, pero no puso la guinda de la definición en los últimos metros. Con 23 años de edad, el extremo del Celta está a tiempo de reconducir su carrera. Si el trabajo y la ambición complementan su talento, el equipo vigués podrá disfrutar del Emre Mor que cautivó por su calidad en ciertos momentos con el Borussia Dortmund.

¡No te pierdas ningún artículo! Sígueme en Google News haciendo ‘clic’ aquí.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial