Guerreras no, grandes jugadoras de balonmano

Guerreras no, grandes jugadoras

La selección española femenina de balonmano disputa actualmente el campeonato del mundo en Japón. Los partidos son retransmitidos por Teledeporte y los resultados son compartidos habitualmente por los grandes medios de comunicación. Pero existe una campaña mediática promovida desde la propia federación española de balonmano y el COE por la que las jugadoras tienen un nombre común: guerreras.

Esta identidad fue un concepto novedoso, original y válido para promocionar a la selección femenina de balonmano en un momento puntual. Sin embargo, ya es una etiqueta sobrexplotada y repetida de forma abusiva en los titulares y relatos del combinado nacional. Los informativos de televisión son capaces de repetir “guerreras” tres o cuatro veces en menos de un minuto mientras las jugadoras, protagonistas con nombre y apellidos, permanecen habitualmente en el anonimato. “Guerreras” en el desayuno, “guerreras” en la comida y ”guerreras” en la cena.

Guerreras casi anónimas

Quienes sigan la información deportiva a diario podrán escuchar “guerreras” un centenar de veces durante las dos semanas en las que se disputa el campeonato del mundo. Sin embargo, solo unos pocos recordarán los nombres de estas jugadoras. Simplemente, porque resulta mucho más cómodo decir “guerreras” a todas horas para quedar bien con el deporte femenino.

Además, el concepto de “guerreras” no se corresponde con el talento que debe identificar a las mejores jugadoras de balonmano de España. Porque el carácter y la lucha es algo de lo que pueden presumir incluso equipos de amigos o amigas de nivel amateur que juegan los fines de semana. Formar parte de una selección española absoluta es algo mucho más serio. Alcanzar la élite requiere gran talento y muchos años de sacrificio. Demasiados como para ser simplificados con el nombre de “guerreras” y ocultar la identidad individual de estas deportistas.

Las jugadoras de la selección española femenina de balonmano

Darly Zoqbi, Silvia Navarro, Mercedes Castellanos, Marta López, María Núñez, Silvia Arderius, Elisabet Cesáreo, Jennifer Gutiérrez, Maitane Etxeberria, Nerea Pena, Lara González, Soledad López, Alicia Fernández, Almudena Rodríguez, Ainhoa Hernández, Alexandrina Cabral y Mireya González son las 17 jugadoras que compiten en el campeonato del mundo con un cuerpo técnico encabezado por Carlos Viver. Son mucho más que “guerreras”. La selección española de balonmano y el deporte femenino en general necesitan que los medios apunten al talento. Si lo hacen con la misma insistencia que emplean para recalcar la lucha y el carácter de las jugadoras, los aficionados tendrán más alicientes para asistir a los partidos.