El espectáculo de la natación en un hotel de Las Vegas.

El espectáculo de la natación en un hotel de Las Vegas

Las Vegas es un lugar espectacular capaz de convertir hoteles en ciudades. Un grandioso parque temático en el que se recrean París, Nueva York, Venecia, Egipto y la Roma clásica en la misma avenida. Un lugar donde no existe lo imposible. Es la marca internacional más potente de la industria del juego con una expansión que también alcanza el ámbito deportivo.

Los grandes combates de boxeo son una tradición en Las Vegas, pero esta ciudad de Nevada también atrae a los mejores nadadores del mundo. Resulta paradójico que la élite internacional acuática se concentre en el extenso desierto de Mojave, pero Las Vegas puede construir todo desde la nada.

Mireia Belmonte, en la ISL de Las Vegas

Durante el viernes 20 y el sábado 21 de diciembre, el hotel resort y casino Mandalay Bay acogerá la prueba final de la primera International Swimming League (ISL). Se trata de una competición de ocho equipos (cuatro estadounidenses y cuatro europeos) formados por hombres y mujeres de distintas especialidades entre 50 y 400 metros.

Desde el 5 de octubre, la ISL ha viajado a Indianápolis, Nápoles, Lewisville, Budapest, Maryland y Londres antes de aterrizar en Las Vegas. Aquí se celebrará una final a cuatro con los dos mejores equipos de cada continente. Y uno de ellos es London Roar del que forma parte Mireia Belmonte.

La nadadora de Badalona trabaja para alcanzar su mejor nivel en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero antes, como muchas otras estrellas de este deporte, para en Las Vegas. La prueba final de la ISL repartirá un millón y medio de dólares en premios. La natación también es un espectáculo.