El Bayern derriba el fútbol moderno

El Bayern derriba el fútbol moderno

El Bayern Múnich ganó la Liga de Campeones con un fútbol clásico

El Bayern Múnich conquistó la Liga de Campeones 2019-20 tras derrotar en la final al PSG (1-0) con un cabezazo de Kingsley Coman. El equipo alemán no fue brillante en el partido que decidió el título, pero refrendó una trayectoria impecable: ha ganado los 11 partidos de esta edición de la Champions. Y lo ha hecho siendo fiel al clásico fútbol alemán. Con una presión adelantada e intensa y un juego vertical con muchas variantes.

El potencial ofensivo del Bayern Múnich ha sido incontrolable para sus rivales. El equipo entrenado por Hans-Dieter Flick ha retratado a quienes practican un fútbol conservador, pausado y dependiente de acciones individuales puntuales. Un fútbol desgraciadamente habitual en estos tiempos, incluso en equipos de primer nivel. El campeón de Europa ha ofrecido un recital colectivo similar al del Liverpool en la temporada 2018-19. Este fútbol intenso, atrevido y vertical debe ser la referencia para el resto de equipos del continente.

El Bayern derriba el fútbol moderno

El éxito del Bayern Múnich también se ha cimentado en la política deportiva del club. En las últimas temporadas, los dirigentes han mantenido la calma cuando los resultados no eran tan favorables y otros grandes de Europa derrochaban millones de euros. El Bayern siguió creyendo en la columna vertebral formada por Manuel Neuer, Jerome Boateng, David Alaba, Thiago Alcántara, Thomas Müller y Robert Lewandowski. Todos ellos han sido indiscutibles en esta Champions.

El Bayern derriba el fútbol moderno
Hans-Dieter Flick.

Además, el Bayern Múnich ha huido de jugadores sobrevalorados mediáticamente y ha fichado de forma racional. Sólo Lucas Hernández (80 millones de euros) ha alterado la moderación en el gasto, pero la temporada del defensa francés ha estado condicionada por una grave lesión de rodilla. El perfil bajo también se ha extendido al banquillo.

Hans-Dieter Flick, sin experiencia como primer entrenador en la élite, ha confeccionado un equipo superlativo en el césped. Otro gran ejemplo de que la fama y el peso de un nombre no son imprescindibles para lograr los objetivos más ambiciosos. El Bayern derriba el fútbol moderno y reivindica la esencia de este deporte como ganador de la Liga de Campeones 19-20.

Puedes seguirme en Google News haciendo ‘clic’ aquí.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial