El cambio de Novak Djokovic para ser un gran campeón

El cambio de Novak Djokovic para ser un gran campeón

Novak Djokovic ganó recientemente el Open de Australia, acumulando así 17 títulos individuales de Grand Slam. El tenista serbio ha recuperado el primer puesto del ranking de la ATP y sigue acechando los registros de Rafael Nadal y Roger Federer (19 y 20 títulos respectivamente) en los torneos grandes. Pero el camino de Djokovic hacia la cima del tenis fue más largo que el de sus dos rivales históricos: tras conquistar su primer Grand Slam en 2008 sufrió tres años de sequía de títulos de este nivel.

El cambio de Novak Djokovic para ser un gran campeón

En el pasado Open de Australia, Djokovic explicó este proceso y la clave de su transformación mental a partir de 2011. Las derrotas ante Roger Federer y Rafael Nadal entre 2008 y 2010 provocaron una introspección de Novak. “Ellos me han marcado mentalmente de forma significativa. Me han ayudado a comprender mi propio juego y lo que hace falta para ganar contra ellos”, comentó el jugador serbio tras derrotar a Federer en la reciente semifinal entre ambos en Melbourne.

“Recuerdo que después de ganar mi primer Grand Slam (Open de Australia 2008) tuve tres años muy duros, porque cada vez que jugaba un partido de semifinal o final de un Grand Slam perdía contra uno de ellos. Necesité mucho tiempo de reflexión, fe y trabajo para perfeccionar mi juego y retarles en los grandes partidos”, admitió el jugador de Belgrado.

La paciencia hizo más fuerte a Novak Djokovic

Este período de reflexión convirtió a Djokovic en un tenista más paciente y estable en el aspecto psicológico. “Una cosa que probablemente me faltó un poco cuando era más joven fue paciencia. Cuando eres joven, quieres todo inmediatamente sin esperar. A veces me agobiaba demasiado y me frustraba por detalles y pequeñas cosas de la vida», explicó el serbio tras clasificarse para la final del Open de Australia 2020.

Estas palabras de Novak Djokovic deberían servir de ejemplo para tenistas jóvenes que caen en el mismo error que lastró al actual número uno del mundo hasta los 23 o 24 años de edad. Con distintos matices, Stefanos Tsitsipas, Alexander Zverev y Daniil Medvedev expresan frecuentemente en la pista un lenguaje corporal negativo que manifiesta la falta de paciencia a la que aludía Djokovic.

Novak Djokovic
Novak Djokovic.

En un escalón inferior al de los tres jóvenes tenistas mencionados, Andrey Rublev admitió ayer en declaraciones a la ATP que sufría el mismo problema. «No tengo paciencia, es por eso que necesito aprender. Quiero ser mentalmente fuerte todos los días, positivo y aceptar que si las cosas no van bien, todavía tengo que ser positivo y seguir haciéndolo mejor», comentó.

En el tenis moderno, el entrenamiento mental es tan importante como el técnico y el físico. Novak Djokovic, con su discurso, marca el camino a los jugadores jóvenes que no entienden completamente la dureza del camino hacia la cima.

EnglishEspañolFrançaisDeutschPortuguêsItaliano简体中文日本語العربيةРусский
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Bienvenido/a y gracias por visitar la página. Esta web de Juan Manuel Muñoz utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar o rechazar el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos haciendo clic en el botón Aceptar o Rechazar según el caso. Puedes configurar las cookies haciendo clic en este enlace. También puedes ver la política de cookies:    Ver la política de cookies
Privacidad