El padre de Griezmann ataca a Setién

Antoine Griezmann evita el naufragio del Barça en Ibiza

Antoine Griezmann evitó que el FC Barcelona fuera eliminado de la Copa del Rey por la UD Ibiza, equipo de Segunda División B. El delantero francés dio la vuelta al partido (1-2) con dos goles en los minutos 72 y 94 y salvó al Barça del naufragio en Ibiza.

El desenlace de esta eliminatoria copera a partido único también salvaguarda la figura de Quique Setién. La imagen del técnico cántabro hubiera quedado muy dañada en Ibiza de no ser por el acierto rematador de Griezmann.

En cualquier caso, el rendimiento del FC Barcelona durante los 70 primeros minutos del partido en Ibiza resulta preocupante para el equipo azulgrana. Quienes condenaron a Ernesto Valverde como mayor responsable de la inconsistencia del Barça obviaron las carencias estructurales del proyecto deportivo del club y de la plantilla.

Quique Setién, entrenador del FC Barcelona.

La filosofía de Quique Setién lleva al FC Barcelona a una radicalización del estilo basado en la posesión. Sin embargo, el equipo azulgrana es vulnerable defensiva y físicamente, además de acusar falta de carácter como visitante. Precisamente, las carencias del Barça son las mismas que el nuevo entrenador mostró en sus anteriores equipos.

Quique Setién presentó una alineación titular formada por Neto, Nélson Semedo, Clement Lenglet, Junior Firpo, Sergi Roberto, Frenkie de Jong, Ivan Rakitic, Riqui Puig, Antoine Griezmann, Ansu Fati y Carles Pérez. En resumen, un once de alto nivel con las notables ausencias de Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets, Leo Messi y Luis Suárez.

La UD Ibiza goleó al Barça en intensidad hasta que se quedó sin oxígeno mediada la segunda parte. Un gol de Javi Pérez en el minuto 9 hizo soñar al modesto equipo local, que dispuso de claras ocasiones para poner el 2-0 en el marcador. Sin embargo, la pésima primera parte del FC Barcelona solo tuvo un leve castigo.

Como es habitual en los duelos de esta naturaleza, los jugadores del Ibiza pagaron su falta de pegada cuando decayó su tono físico. El Barça, en estado de emergencia, evitó una noche negra bajo el liderazgo de Griezmann, pero la ilusión del ‘efecto Setién’ se diluye a pasos agigantados.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial